Ariadna en Naxos – Yelmo Cines

Ariadna en Naxos

Live

Premium

Live

12.03.22

18:55

-

22:00 PM

COMPRAR
COMPRA TUS ENTRADAS

Premium

05.04.22

19:00

-

22:05 PM

COMPRAR
COMPRA TUS ENTRADAS

Tragedia y comedia

en una única grande opera.

La estimulante soprano Lise Davidsen debuta en MET en uno de sus papeles característicos, la heroína mitológica griega de la encantadora obra maestra de Strauss.

El destacado elenco también cuenta con la mezzosoprano Isabel Leonard en el papel de la compositora de la ópera-dentro-de-una-ópera en torno a la cual gira la trama, con la soprano Brenda Rae como la enérgica Zerbinetta y el tenor Brandon Jovanovich como el amante de Ariadne, el dios Baco, bajo la dirección musical de Marek Janowski.

Descarga sinopsis completa
  • Compositor Richard Strauss
  • Libretista Hugo von Hofmannsthal
  • Cantada en Alemán
  • Subtítulos español
  • Duración 3 horas y 4 minutos

Reparto

  • Conductor Marek Janowski
  • Ariadna Lise Davidsen
  • Zerbinetta Brenda Rae
  • Baco Brandon Jovanovich
  • Arlequín Sean Michael Plumb

Sinopsis

Prólogo

Viena, siglo XVIII. En la casa de un hombre rico, los preparativos están en marcha para el estreno de la ópera seria “Ariadne auf Naxos”. El mayordomo entra para informarle al maestro de música que, inmediatamente después de la ópera, pondrán en escena una comedia italiana, seguida de un espectáculo de fuegos artificiales en el jardín. El maestro de música, indignado, dice que el compositor, su joven pupilo, nunca toleraría tal cosa, pero el mayordomo ignora sus quejas y sale. Cuando el compositor llega, con la esperanza de tener un último ensayo, una sirvienta le dice con desdén que los músicos aún están tocando durante la cena. De pronto, el tenor sale arrebatadamente de su camarín mientras discute con el peluquero. La Prima Donna, furiosa, hace comentarios acerca de la presencia del grupo de comedia y de su actriz principal, Zerbinetta. En medio de la confusión, el mayordomo retorna con un anuncio: a fin de que los fuegos de artificio comiencen a horario, la ópera y la comedia serán llevadas a cabo simultáneamente.
La consternación generalizada inmediatamente da lugar a la practicidad. El maestro de danza sugiere que corten partes de la música de la ópera. El maestro de música convence el desesperado compositor para que lo haga, mientras que las dos cantantes lo instigan separadamente para que acorte la parte de la otra. Mientras tanto, Zerbinetta le da a su grupo un resumen de la trama de la ópera. Ariadne, dicen, fue abandonada por su amante Teseo en la isla de Naxos, donde ahora ella aguarda la llegada de la muerte. Zerbinetta, sin embargo, cree que lo que Ariadne realmente necesita es un nuevo amante. Cuando el compositor discrepa vehementemente, Zerbinetta comienza a flirtear con él. De pronto, el joven se llena de esperanza. Lleno de amor y entusiasmo por su trabajo, declara apasionadamente a la música como la mayor de las artes. Pero cuando ve a los comediantes listos para entrar al escenario, se horroriza al darse cuenta de lo que ha aceptado. Le echa la culpa el maestro de música por tal tragedia artística y sale corriendo.

La Ópera

El mito de Ariadne cuenta como Teseo, el príncipe de Atenas partió hacia Creta para matar al Minotauro, una criatura mitad hombre, mitad toro, que vivía escondida en un laberinto. La princesa Ariadne de Creta se enamoró de Teseo y le dio un ovillo que le permitió encontrar la salida del laberinto después de haber matado al Minotauro. Al partir de Creta, Teseo se llevó a Ariadne consigo como su prometida. Durante el viaje de regreso, se detuvieron en la isla de Naxos. Mientras Ariadne dormía, Teseo huyó y continuó su viaje hacia Atenas solo. La ópera Ariadne en Naxos comienza en este momento.
Ariadne está sola frente a su caverna. Tres ninfas la espían y lamentan su destino. Mirando desde las bambalinas, los comediantes no creen poder animarla. Ariadne recuerda su amor por Teseo, entonces se imagina a sí misma como una niña casta a la espera de la muerte. Harlekin intenta distraerla con una canción, pero Ariadne lo ignora. Como si estuviera en un trance, ella decide esperar por Hermes, el mensajero de la muerte. Él la llevará a otro mundo donde todo es puro. Cuando los esfuerzos de los comediantes se tornan infructíferos, Zerbinetta finalmente se dirige directamente a Ariadne de mujer a mujer, explicándole la necesidad humana de substituir un viejo amor por un nuevo. Insultada, Ariadne parte. Después de que Zerbinetta termina su discurso, sus compañeros entran en escena nuevamente, compitiendo por su atención. Zerbinetta cede a los cómicos asedios de amor de Harlekin y los comediantes salen de escena.
Las ninfas anuncian la llegada de un navío que transporta al joven dios Baco, quien acaba de escapar de la hechicera Circe. La voz de Baco se oye desde lejos y Ariadne se prepara para saludar al visitante, quien ella cree ser, por fin, la muerte. Cuando Baco aparece, ella primero lo confunde con Teseo volviendo por ella, pero él majestuosamente proclama su divinidad. Fascinado por su belleza, Baco le dice que preferiría ver desaparecer a las estrellas antes que permitir que ella se marche. Aceptando su nueva realidad, Ariadne se une a Baco y juntos ascienden a los cielos. Zerbinetta llega con la última palabra: “Cuando un nuevo dios llega nos quedamos estupefactos”.