Lucia de Lammermoor – Yelmo Cines

GAETANO DONIZETTI

Lucia de Lammermoor

Live

Premium

Live

21.05.22

18:55

-

22:40 PM

COMPRAR
COMPRA TUS ENTRADAS

Premium

31.05.22

19:00

-

22:45 PM

COMPRAR
COMPRA TUS ENTRADAS

YelmoPass Opera

YelmoPass Opera YelmoPass Opera YelmoPass Opera

Ahorra hasta un 30% comprando YelmoPass Opera.

comprando YelmoPass Opera.

Lo romántico de sus violentas

guerras y enemistades.

La soprano Nadine Sierra interpreta uno de los papeles más formidables y legendarios del repertorio, Lucia di Lammermoor de Donizetti, en una nueva y electrizante puesta en escena de la mano del director de cine y teatro australiano Simon Stone.

El director musical Riccardo Frizza y el tenor Javier Camarena, como el amado de Lucía, Edgardo, se suman a la obra. Los acompañan el barítono Artur Ruciński interpretando el papel del hermano de Lucía, Enrico, y el bajo Matthew Rose en el papel de Raimondo.

Descarga sinopsis completa
  • Compositor Gaetano Donizetti
  • Libretista Salvadore Cammarano
  • Cantada en Italiano
  • Subtítulos español
  • Duración 3 horas y 44 minutos

Reparto

  • Conductor Riccardo Frizza
  • Lucia Nadine Sierra
  • Edgardo Javier Camarena
  • Enrico Artur Rucinski
  • Raimondo Matthew Rose

Sinopsis completa

Acto I

Escocia, a mediados del siglo XIX. De noche, han descubierto a un intruso en los jardines del Castillo de Lammermoor, residencia de Enrico Ashton. Normanno, el capitán de la guardia envía a los sicarios de Enrico en búsqueda del intruso. Llega Enrico preocupado: el futuro de su familia es incierto y sólo podrá salvarlos el matrimonio concertado entre su hermana, Lucia, y el Señor Arturo. El capellán Raimondo, tutor de Lucia, le recuerda a Enrico que la muchacha aún guarda luto por la muerte de su madre. Pero Normanno revela que Lucia está encubriendo su gran amor por Edgardo di Ravenswood, líder de los enemigos políticos de los Ashtons. Enrico se enfurece y jura venganza. Sus hombres regresan y le dicen que han visto e identificado al intruso como Edgardo. La furia de Enrico aumenta.

Poco antes del amanecer, en una fuente en un bosque cercano, Lucia y su acompañante Alisa esperan a Edgardo. Lucia cuenta que, allí en la fuente, vio el fantasma de una niña que fue apuñalada por su amante celoso ("Regnava nel silenzio"). Alisa le ruega que deje a Edgardo, pero Lucia insiste en que su amor por él le trae una gran dicha y puede vencerlo todo. Al llegar, Edgardo le explica que partirá hacia Francia en una misión política. Antes de irse, quiere hacer las paces con Enrico. No obstante, Lucia le pide a Edgardo que mantenga su amor en secreto. Edgardo acepta y ambos intercambian anillos y juramentos de devoción (Dúo: “Verranno a te sull’aure”).

Acto II

Unos meses después, llega el momento en que Lucia debe casarse con Arturo. Normanno le asegura a Enrico que ha interceptado toda la correspondencia entre los amantes y que, además, ha conseguido una carta falsificada, supuestamente de Edgardo, que indica que está envuelto con otra mujer. Cuando el capitán sale para darle la bienvenida al prometido, entra Lucia y Enrico le muestra la carta falsa. Lucia queda desconsolada, pero Enrico insiste en que se case con Arturo para salvar a la familia. Enrico se va y Raimondo, convencido de que no quedan esperanzas para el amor de Lucia, le ruega que cumpla su deber de hermana (“Ah! Cedí, cedí”). Finalmente, ella accede.

Mientras llegan los invitados para la boda, Enrico le explica a Arturo que Lucia aún está melancólica a causa de la muerte de su madre. La muchacha entra y, muy a su pesar, firma el contrato de boda. De repente, entra Edgardo arrebatado y clama por su prometida, dejando a todos estupefactos (sexteto: “Chi mi frena in tal momento”). Arturo y Enrico le ordenan a Edgardo que se retire, pero Edgardo insiste en que él y Lucia están comprometidos. Raimondo le muestra el contrato con la firma de Lucia; Edgardo la maldice y le arranca el anillo de su dedo antes de retirarse, por fin, afligido y furioso.

Acto III

Enrico visita a Edgardo en su casa deteriorada y se mofa de él contándole que Lucia y Arturo ya se han casado. Los dos hombres resuelven encontrarse por la madrugada ante la tumba de los Ravenswoods para batirse a duelo.
De regreso en Lammermoor, Raimondo interrumpe los festejos de la boda con la noticia de que Lucia ha enloquecido y ha asesinado a Arturo. Lucia entra, cubierta en sangre. Oscilando entre la ternura, la alegría y el terror, recuerda sus encuentros con Edgardo e imagina estar a su lado en su noche de boda ("Ardon gl'incensi"). Cuando Enrico regresa, se enfurece por el comportamiento de Lucia, pero inmediatamente se da cuenta de que ella ha perdido el juicio. Prometiendo que verá a Edgardo en el cielo, Lucia se desmorona.
En el cementerio, Edgardo lamenta tener que vivir sin Lucia y aguarda su duelo con Enrico, el cual, espera, acabará con su propia vida ("Fra poco a me ricovero"). Invitados oriundos del Castillo de Lammermoor dicen que la moribunda Lucia está clamando su nombre. Cuando él está listo para correr a buscarla, Raimondo anuncia que ella ha muerto. Decidido a reunirse con Lucia en el paraíso, Edgardo se apuñala (“Tu che a Dio”).